En Tailandia, Papa Francisco condena explotación sexual de niños y mujeres

El papa Francisco exhortó el jueves a multiplicar los esfuerzos para combatir la explotación de mujeres y niños obligados a prostituirse, en el inicio de una atareada visita a Tailandia.

Durante una misa al aire libre en el estadio nacional de Bangkok, Francisco denunció los problemas que afectan a los más pobres de la región. Pidió a los tailandeses que no den la espalda a las mujeres y niñas utilizadas para el sexo o a los migrantes esclavizados para la pesca o la mendicidad.

“Todos ellos son parte de nuestra familia”, dijo a las aproximadamente 60 mil personas que atestaron el estadio para el oficio al atardecer. “Son nuestras madres, nuestros hermanos y hermanas”.

Naciones Unidas considera a Tailandia como un importante destino del tráfico de personas, además de una fuente de mano de obra forzada y esclavos sexuales, que son víctimas en su país o enviados al extranjero. La agencia de la ONU sobre droga y delincuencia indicó este verano en un reporte que el tráfico para la explotación sexual suponía el 79 por ciento de todos los casos en Tailandia entre 2014 y 2017. De las mil 248 víctimas detectadas, el 70 por ciento eran menores, según el reporte, que citaba datos de las autoridades tailandesas.

El turismo sexual es un factor que impulsa el tráfico de más víctimas, que a menudo caen en la explotación sexual por obligación, coacción o engaños, señaló la ONU.

Fue la segunda vez en el día en que Francisco se refirió a la suerte de las mujeres y menores sometidos al comercio sexual. Previamente elogió al gobierno por combatir el tráfico sexual, en su primer discurso en las oficinas del primer ministro Prayuth Chan-ocha.

Pero pidió un mayor compromiso internacional para proteger a las mujeres y niños “que son violados y sometidos a la explotación, esclavitud, violencia y abuso en todas sus formas”.

Pidió esfuerzos para “desarraigar este mal y proveer de medios para restaurar su dignidad”.

“El futuro de nuestros pueblos está asociado en gran medida a la forma en la que aseguraremos un futuro digno para nuestros hijos”, dijo.

Francisco también se reunió con el patriarca budista supremo de Tailandia en el templo de Wat Rachabophit.

Rescatan a 300 niños explotados sexualmente en Nigeria