Figuras del ‘ring’ y el cine

La Lucha Libre se apoderó de la pantalla grande a principios de la década de 1960, combinando diferentes géneros como la ciencia ficción, el terror, el ‘western’ y la comedia

Aunque El Santo y Blue Demon son las figuras más emblemáticas del llamado Cine de Luchadores, este género comenzó en 1952, con cuatro largometrajes en los que aún no aparecían: La bestia magnífica, de Chano Urueta con José Elías Moreno; El luchador fenómeno, de Fernando Cortés con Adalberto Martínez ‘Resortes’; El enmascarado de Plata, de René Cardona, protagonizada por Crox Alvarado; y Huracán Ramírez, de Joselito Rodríguez, que, después de tener varios intérpretes, finalmente fue encarnado por Daniel García.

Fue hasta 1958 cuando El Santo, “El Enmascarado de Plata” (Rodolfo Guzmán), apareció en la pantalla grande con la película Santo contra el cerebro del mal; y en 1961, cuando el nombre de Blue Demon se mostró por primera vez en los créditos de la cinta Asesinos de la lucha libre, con un papel secundario.

La primera vez que Santo y Blue Demon pelearon como aliados contra los clásicos villanos del género como Drácula, el Hombre Lobo, las momias de Guanajuato y el dr. Frankenstein, fue en 1966, en el filme Blue Demon contra el poder satánico. Luego, con más de 10 filmes compartiendo créditos, se posicionaron como los grandes íconos del género.

El cine de luchadores tuvo su época dorada entre la década de los 50 y los 70, llegó a combinar diferentes géneros, como la comedia, el ‘western’, la ciencia ficción y el terror; así como cintas dirigidas para niños con actores como Capulina y Chabelo; y filmes para adultos que, por sus imágenes atrevidas para la época, no llegaron a las salas mexicanas, pero sí a las de Europa, América Latina y Medio Oriente.

Hacía finales de los años 70, el género sufrió un declive, limitándose a títulos esporádicos con nuevos luchadores, como Octagón y Atlantis, que no lograron tener gran éxito.

“Once Upon a Time” regresará al cine con nuevas escenas