¿Qué salió mal en el KnotFest?

El KnotFest meets Force Fest 2019, festival de dos días que congregaría a lo mejor del metal y el alternativo, resultó en caos por la falta de organización y el comportamiento de algunos asistentes

El Knotfest, un evento organizado por Live Talent, se trata de un festival de metal que congrega a las bandas más destacadas del género, con dos cárteles cuyas presentaciones se llevaron a cabo en el Parque Oceanía (también conocido como Deportivo Oceanía) en CDMX, los días sábado 30 de noviembre y domingo 1 de diciembre.

El primer día de presentaciones, desde temprano a través de Twitter, usuarios comenzaron a quejarse del festival, primero por el acceso, pues afirmaban que había filas kilométricas que además no avanzaban para entrar al evento. Incluso se habló de sobreventa de boletos y de portazos por parte de gente que no tenía pase de acceso, pero que al final logró entrar de todos modos.

Ya al interior del festival, asistentes reportaban (a modo de burla) que el escenario principal se veía desde el puente de Avenida Oceanía, lugar en el que muchos se fueron a parar para poder ser parte de este festival sin la necesidad de pagar la entrada.

Sin embargo, y tras las presentaciones de las primeras bandas, el verdadero caos comenzó cuando la banda liderada por Amy Lee, Evanescence, cuya presentación en el escenario estaba programada para las 21:00 hrs., canceló luego de dos horas, aludiendo a fallas en la seguridad, pues el escenario se encontraba a tal punto que la cantidad de gente provocó que una muralla, que era el dispositivo de seguridad entre el escenario y la gente, colapsara y se rompiera.

“Les pedimos de la manera más atenta que se recorran hacia atrás de la barricada, para que dejen entrar a seguridad a repararla y continuar con el show”, sonó una voz por los altavoces del Parque Deportivo Oceanía, con un claro tono de preocupación.

No pasó mucho tiempo cuando la valla colapsó y el público comenzó a pasar a la zona del escenario. Aunque nadie sabía lo que realmente sucedía, en redes sociales reportaban que asistentes de la zona general comenzaron a saltar hacia la zona preferente, provocando una especie de ‘portazo’, que dejó varios heridos.

Enojados por la espera y la ausencia de los organizadores, asistentes comenzaron a quemar y destruir objetos dentro del Deportivo. Eso incluyó el escenario principal e incendiaron instrumentos que pertenecían a Evanescence.

Pasadas al menos tres horas, los organizadores dieron su primer declaración oficial sobre el asunto que, evidentemente, se estaba saliendo de control, y fue hasta las 02:00 horas, que los disturbios en el festival llegaron a su fin.

Por su parte, Evanescence no tiene pensado reprogramar su presentación, pues sus instrumentos fueron destruidos. Asimismo, el exvocalista de Pantera Phil Anselmo, canceló su intervención en el festival.

Por otro lado, la banda liderada por Corey Taylor, Slipknot publicó en sus redes sociales que no podría presentarse el domingo 1 de diciembre, junto al cartel del Force Fest, debido al deterioro de las barricadas de seguridad durante la presentación de Behemoth. Esta presentación hubiera sido la primera de la banda en México.

De acuerdo con un comunicado emitido por la empresa organizadora, se detectaron grupos de choque que provocaron las fisuras en las barricadas, por lo que los “headliners” de la primer noche del Knotfest decidieron cancelar.