¡A cumplir los propósitos del 2020!

Fijar objetivos realistas, empezar por pequeños cambios en los hábitos y compartirlos con gente de confianza es clave para conseguir los propósitos decretados en los primeros minutos del año

Un nuevo año ha comenzado y es hora de empezar a cumplir los propósitos planteados, ya sea ahorrar para tener buenas finanzas, para viajar, cambiar de auto o remodelar el hogar, perder peso o ser más saludable; independientemente de cuáles sean los proyectos, la clave para llegar a los resultados esperados es fijar metas a corto plazo y ser constante en lo que se debe hacer para lograrlas.

La Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) recomienda elaborar un presupuesto para determinar el monto de los ingresos y cuánto se destinará a los gastos básicos y al entretenimiento; así como qué se puede pagar con efectivo y qué por medio de un crédito, y el máximo que se puede gastar con ambos medios de pago.

Una tarjeta de crédito es una aliada cuando no se cuenta con dinero en efectivo para adquirir algún bien o para una emergencia, pero si no se usa de manera responsable, puede comprometer los ingresos futuros. Por eso se recomienda cancelar las tarjetas de crédito que no sean utilizadas, para no pagar anualidades innecesarias, así como revisar los estados de cuenta y conservar comprobantes.

Otro consejo que da la comisión es no pedir prestado y ordenar las finanzas para comenzar a convertir las fugas de dinero en ingresos extras.

¡Cuidado con el “gasto hormiga”!

De acuerdo con la revista “Proteja su Dinero”, de la Condusef, con los avances tecnológicos surge una nueva amenaza de “gastos hormiga”, los cuales actúan de manera directa en la tarjeta de débito o de crédito y están identificados en el uso de aplicaciones de entretenimiento.

Por ejemplo, están las plataformas digitales de televisión, transporte, comida o música, cuyos costos van de los 40 a los 200 pesos y, en la parte tradicional (café, cigarros, agua, chicles galletas o frituras), de los 10 a los 50 pesos diarios.

¡Comienza a cumplir tus propósitos ya!

1. Empezar por pequeños cambios: mejora tu salud bebiendo más agua, dejando de fumar, dejando de consumir comida rápida o frituras y haciendo más ejercicio.

2. Considerar la relación con los demás: ser más empático ayuda a consolidar relaciones personales sanas.

3. Mejorar la actitud hacia las labores profesionales: ser más organizado y dejar de postergar acciones para ser más productivo y a su vez más exitoso.

4. Escoger una o dos metas grandes que sean alcanzables para cumplir a corto plazo.

5. Crear estrategias: descomponer las metas grandes en pequeñas acciones que puedan ejecutarse más fácilmente. Por ejemplo: si la meta es perder 13 kilos el próximo año, se puede proponer dejar la comida rápida, los refrescos, los bocadillos y las bebidas azucaradas; beber más agua y caminar tres veces a la semana, para después añadir gradualmente dos días en el gimnasio.

6. Asegurar que los propósitos sean:

Específicos
Medibles
Alcanzables
Relevantes o gratificantes

7. Propósitos siempre presentes: guardar una copia en cada computadora o dispositivo electrónico como el teléfono celular y tableta para no olvidarlos.

8. Enfocarse en el proceso y no en el final de la meta es dar un paso a la vez: pensar en el peso que se ha perdido o el sentimiento de estar más saludable en vez del hecho de que no se ha alcanzado aún un número determinado de kilos perdidos.

9. Empezar ya: no esperar a sentirse inspirado, lo mejor es empezar el 1 de enero y ser constante; esta puede ser la parte más difícil, pero una vez que se empieza, se volverá más fácil.

10. Recompensar para animar: determinar con anticipación cuál será la recompensa para cada logro pequeño. Por ejemplo, si la meta es perder peso, se puede comprar ropa nueva para sustituir la vieja que ya no queda por el progreso que ya se ha logrado.

180 mil personas recibieron el 2020 al ritmo de Los Ángeles Azules