SESEQ emite recomendaciones para prevenir la influenza

influenza

En Querétaro, en las instituciones de salud públicas, esta temporada de frío (octubre de 2019–marzo 2020) se han confirmado 19 casos de influenza, con predominio del subtipo viral A(H1N1) con siete casos

La Secretaría de Salud del estado (SESEQ) informó que durante la temporada de frío, se registran un incremento en el número de casos de influenza, por lo que invita a la ciudadanía a tomar medidas preventivas.

A través de un comunicado, la dependencia señaló que este padecimiento se encuentra dentro del grupo de infecciones respiratorias agudas, es de origen viral, de fácil contagio e inicio súbito.

Agregó que la enfermedad se transmite a través de las gotas de saliva de una persona enferma, que desprende al hablar, toser o estornudar. También se puede transmitir mediante artículos y superficies contaminadas, incluyendo las manos.

Sobre los síntomas, la Secretaría señaló que algunos de ellos son: fiebre mayor a 38º C, dolor de cabeza y tos (generalmente seca), los cuales, pueden estar acompañados de dolores musculares, dolores en articulaciones, dolor de garganta, coriza, secreción nasal, malestar general, calosfríos y cansancio; en situaciones más graves, dificultad para respirar.

Aclaró que la influenza se puede presentar en todas las personas, sin embargo, los grupos de mayor riesgo son los de menores de 5 años y adultos mayores de 60 años de edad.

Las medidas preventivas que la dependencia brida a la población son:

  • Lavarse las manos de manera frecuente (con agua y jabón).
  • Taparse la boca al estornudar y al toser, con un pañuelo desechable, de lo contrario, cubrir boca y nariz con el ángulo interno del brazo.
  • Ante los primeros síntomas de influenza, acudir a la unidad de salud. No automedicarse.
  • Aplicarse la vacuna anual contra la influenza.
  • No tocarse la cara con las manos sucias, sobre todo ojos, nariz ni boca.
  • Limpiar y desinfectar superficies y objetos de uso común, en casas, oficinas, sitios cerrados, centros de reunión, etc.
  • Ventilar habitaciones y permitir la entrada de luz solar.

Además de abrigarse cuando baje la temperatura. Evitar los cambios bruscos de temperatura. Evitar, en lo posible, el contacto con enfermos. Si estás enfermo, evita acudir a lugares concurridos o masivos.

Estudio revela que si tienes gripa, hay menos probabilidades de contraer influenza