Beatriz Paredes propone segunda vuelta en elecciones presidenciales

La senadora priista Beatriz Paredes planteó incorporar a la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos la segunda vuelta en las elecciones presidenciales

La senadora Beatriz Paredes Rangel propuso establecer en la Constitución Política la segunda vuelta electoral en los comicios presidenciales, si en la primera no obtiene la mayoría absoluta.

La iniciativa turnada a las comisiones unidas de Puntos Constitucionales y de Estudios Legislativos, plantea que la elección presidencial se efectúe con la mayoría absoluta de votos emitidos y, de no obtenerse dicha mayoría, habría una segunda vuelta en la que sólo participarían los dos candidatos que hayan obtenido el mayor número de sufragios en la primera vuelta.

Si ninguna candidatura obtuviera la mayoría absoluta de la votación emitida, la Sala Superior del Tribunal Electoral hará la declaratoria correspondiente, la cual no admitirá recurso alguno y expedirá, en términos del Artículo 81 Constitucional, la convocatoria a la segunda vuelta electoral, la cual se verificará el tercer domingo posterior a la publicación de aquella.

De acuerdo con Paredes Rangel, la segunda vuelta electoral es propia de los regímenes multipartidistas en los que la segmentación del voto genera gobiernos de minoría, es decir, gobernantes elegidos por la minoría mayor, con su déficit de legitimidad y su alto riesgo de ingobernabilidad.

Se trata de una institución de la democracia representativa que tiende a privilegiar el principio mayoritario, a moderar los efectos políticos del multipartidismo y a los de carácter social producidos por una sociedad muy segmentada, detalló la legisladora del Partido Revolucionario Institucional (PRI).

Insistió, por tanto, que este mecanismo sea incorporado al sistema electoral mexicano, pues a su parecer el presidencialismo funciona mejor si existe una alianza popular refrendada con el sufragio mayoritario; además, si se llama de nuevo a la ciudadanía para que, con reflexión y otros elementos de juicio, calibren con su voto la más alta investidura de la Nación.

La segunda vuelta electoral no debe fundarse en la escasa diferencia de sufragios entre los dos punteros, sino en la calidad representativa del elegido por mayoría absoluta de los votantes, porque si cualquier mayoría proporciona legitimidad, con más razón la mayoría absoluta es un factor de legitimación indiscutible del poder, tanto por su origen democrático como para la eficacia en el ejercicio de los cargos, afirmó la legisladora tlaxcalteca.

Destacó que por lo anterior, presentó esta iniciativa con proyecto de decreto para adicionar los artículos 81, 84 y 99 de la Constitución Política Mexicana.

En la exposición de motivos señaló que los sistemas multipartidistas coinciden a menudo con gobiernos inestables, vistos normalmente como problemáticos.

“La inestabilidad no conduce a buenos gobiernos y, por ello, se recurre a la segunda vuelta electoral en búsqueda de estabilidad, gobernabilidad y legitimidad”, indicó.

Para asegurar la estabilidad -y con ello la paz- se debe transitar hacia un sistema de mayoría absoluta que, salvo excepciones como las vividas en las últimas elecciones presidenciales en el país, difícilmente repetibles, por ello, debe ir acompañado de segundas vueltas, que aun favoreciendo a los partidos más grandes, induce a la creación de alianzas para el logro de las mayorías absolutas de voto, puntualizó.

Legisladores analizan segunda vuelta