Histórica sentencia

Paola Pliego ganó la demanda interpuesta a la Conade por daños y prejuicios, tras no asistir a Río 2016. La comisión aún puede apelar; no obstante, es una sentencia sin precedente

La esgrimista queretana, que ahora representa a Uzbekistán, Paola Pliego ganó la demanda interpuesta contra la Comisión Nacional de Cultura Físca y Deporte (Conade) por daños y prejuicios, tras un falso positivo de dopaje que la marginó de asistir a los Juegos Olímpicos de Río 2016.

Luego de darse a conocer la resolución, la atleta hizo un breve comunicado en Twitter, en el que señala: “Lo más importante de esta demanda era buscar justica, para mí nunca se trató de lo económico, por que los sueños, el trabajo que podemos día a día por alcanzar nuestras metas, los sacrificios, y el sentir que estás haciendo algo especial con tu vida, no tiene precio; entonces, es importante no confundir esto con un final feliz”, señaló.

La demanda fue interpuesta durante la administración de Alfredo Castillo, por lo que ahora se deberá analizar si procede y se le entrega la cantidad de 15 millones de pesos a la atleta.

“Nadie puede regresarme lo que me quitaron, nada puede compensar por lo que he pasado, lo hecho hecho está. Solo espero que esto pueda ser un ejemplo de que se puede, demostrar que el sistema judicial en nuestro país funciona, y nos da esperanza”, expresó la queretana.

La demanda por daño moral se debió a que el laboratorio antidopaje de la Ciudad de México, que fue cerrado el año pasado debido a los costos de operabilidad, incurrió en una serie de errores en el manejo de un control de supuesto dopaje de Pliego por modafinil y que ocasionó que fuera suspendida, por lo que se perdió los Juegos Olímpicos.

No obstante, al abrirse la prueba B, en un laboratorio de Alemania, y bajó la supervisión de la Agencia Mundial Antidopaje se comprobó que la atleta estaba limpia, pero ya era demasiado tarde para resarcir el daño.

A partir de ahí, la queretana remó contracorriente para regresar a la selección mexicana, pero una serie de irregularidades no le permitió acudir a los Panamericanos de Barranquilla, aunque Carlos Padilla, presidente del Comité Olímpico Mexicano (COM) le había prometido que intercedería por ella.

Al no ver apoyo de su propio país y con la amenaza del presidente de la Federación Mexicana de Esgrima, Jorge Castro Rea, de destruir su carrera, decidió cambiar de nacionalidad el año pasado y optó por representar a Uzbekistán, país con el que ahora buscará su pase a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

Atleta le gana a gobierno

El abogado de Pliego, Alberto Román, señaló para el periódico Récord que el juzgado décimo cuarto de lo civil acreditó que hay una afectación “en el patrimonio moral de Paola, en su honra, en su decoro, en sus sentimientos (…) y condenó a la Conade a pagar los daños y perjuicios que le causaron por estos daños ilícitos a Paola, que aunque todavía no están determinados, ya están las bases en el expediente porque ya está acreditado que Paola y su familia han invertido mucho dinero en su preparación, en entrenadores, en viáticos y ese tipo de cosas”.

Por otro lado, el también abogado de la atleta y especialista en derecho deportivo internacional Ricardo de Buen señaló: “Es histórica, porque es la primera vez que se condena a una autoridad gubernamental en México al pago de daño moral a un atleta, por el daño que le causaron, por todo lo que implicó haber salido con un falso positivo; lo que toca es esperar lo que siga el proceso”.

Esgrimista queretana, Paola Pliego, gana demanda a Conade por falso positivo de dopaje