Factura electrónica, el cuento de nunca acabar

0
143

Esto de la factura electrónica parece nunca terminar, cuando por fin pensamos que las tenemos dominadas surge una modificación que nos pone a discutir nuevamente el tema, afortunadamente ahora se trata de una prórroga que nos viene muy bien.

Desde hace unos meses se confirmaron los rumores de que ahora el SAT obligaría a los contribuyentes a emitir una factura electrónica complementaria para informar sobre el cobro de sus operaciones, es decir, además de emitir el CFDI por nuestras ventas, si las mismas no se cobran de contado, habrá que emitir un CFDI complementario (no se conocen los detalles del documento electrónico) en la fecha en que se logre la cobranza.

Lo cierto es que el SAT dio a conocer hace un par de días que como resultado de un “diálogo intenso, cercano y abierto con el sector privado” (lo cursi es cosa de ellos), la entrada en vigor de la nueva factura electrónica y el complemento de recepción de pagos será opcional entre el 1 de julio y el 30 de noviembre, lo que nos da más tiempo para prepararnos.

Esto es relevante, pues aún existen miles y miles de contribuyentes que emiten varias facturas al mes, pero que sus controles de cobranza no están automatizados y que en el mejor de los casos, utilizan Excel para administrarse.

Estos contribuyentes tendrán un reto administrativo importante, que no se les pase emitir el CFDI complementario por cada pago recibido. Hay que recordar además que el no cumplir con este tipo de reglas puede ser motivo de una sanción económica (multa); los contribuyentes con varias operaciones tendrán que ir migrando a sistemas que automaticen la emisión de estos CFDI complementarios pues de lo contrario, el costo administrativo será elevado.

Esperamos que al menos cumplan con lo dicho, así como la emisión de los CFDI de nómina finalmente lograron que la declaración informativa de sueldos desapareciera, los CFDI complementarios por los pagos recibidos deben reemplazar a la famosa DIOT (Informativa de IVA), no tendría caso que ambas subsistan.

Igualmente anuncia la autoridad (SAT) que el nuevo procedimiento para cancelar un CFDI comenzará hasta el 1 de enero de 2018 y no en julio como se tenía programado. Estamos de acuerdo, la factura electrónica ha sido un parteaguas en la historia de la autoridad fiscalizadora mexicana y los frutos que comienzan a cosechar son mejores de lo esperado, pero tiene que haber algún equilibrio entre los beneficios que obtiene la autoridad y las cargas administrativas que se trasladan a los contribuyentes, la cantidad de horas que se invierten para nutrir de información a la autoridad son muchas y van en aumento.

Hasta la próxima semana. @Pacoceb