¿A dónde vamos a parar?

0
81

¿A dónde vamos a parar? Deberíamos preguntarnos seriamente, citando la canción del maestro Marco Antonio Solís ‘ El Buki’…

Tras una semana convulsionada en diversos ámbitos, no sé si usted, querido lector, se preguntará ¿Por qué, ya no podemos hablar sin una guerra empezar? y la queremos ganar, y la queremos ganar…

Ahí está Trump anunciando que las personas transgénero no podrán servir en las Fuerzas Armadas de EUA: “Nuestro ejército debe estar enfocado en la victoria decisiva y arrolladora y no se le puede imponer una carga con los tremendos costos médicos y problemas que implicarían los transgénero”… y la Cámara de Representantes aprobando mil 600 millones de dólares para la construcción del muro fronterizo con nuestro país.

Y sin embargo, la Secretaría de Relaciones Exteriores (encabezada por el ‘ aprendiz’ Luis Videgaray) informando que nuestro país “procederá en consecuencia, de conformidad con las leyes y convenios aplicables en la materia con respecto a las sanciones anunciadas por el gobierno de Estados Unidos a diversos funcionarios y exfuncionarios del gobierno de Venezuela por menoscabar la democracia y los derechos humanos en dicho país, así como por participación en actos de violencia, represión y corrupción” (lo que sea que eso signifique)…Y por allá, del otro lado del mundo, Corea del Norte amenazando con un ataque nuclear ‘ preventivo’ a Estados Unidos, si Washington opta por la vía militar para acabar con su programa de armamento nuclear (¡Pobre México, tan lejos de Dios y tan cerca de Estados Unidos!).
¿A dónde vamos a parar? con esta hiriente y absurda actitud, démosle paso a la humildad…

Además, un artefacto explota en la sede de la Conferencia del Episcopado Mexicano. “Este hecho nos invita a reflexionar enfáticamente sobre la necesidad de reconstruir el tejido social, para propiciar un ambiente de seguridad para todos los ciudadanos”, escribió en un comunicado Secretario General y Vocero de la CEM, Alfonso G. Miranda Guardiola.

Simultáneamente, el escándalo por señalamientos de violencia física, sexual y psicológica en contra de niños y adolescentes en un albergue en Salamanca, Guanajuato, dirigido por un sacerdote al que apodaban ‘ El Castigador’ . Se habla incluso de tráfico de personas y de una presunta protección política; de hecho, una jueza –Karla María Macías Lovera- resolvió en una sentencia de amparo que “no es benéfico para los menores permanecer viviendo en los centros de asistencia social a cargo de la asociación civil Ciudad de los Niños Salamanca”.¿A dónde vamos a parar? cayendo siempre en el mismo error …

Y así,un ‘ Comando Feminista’ se adjudicó el atentado contra el CEM: “Después de media noche…. El 25 de julio de 2017 colocamos un artefacto explosivo hecho con dinamita, gas lp y butano en la conferencia del episcopado mexicano, ubicada en Calzada de los Misterios 26, Tepeyac Insurgentes, CDMX. nI DIOS nI AMO! Por cada tortura y asesinato en nombre de su Dios! Por cada niÑx ultrajado por los curas pederastas! En la tensión anárquica insurrecional! Por el Comando Feminista Informal de Acción Antiautoritaria, Coatlicue (SIC)”

Tal vez, por lo que fue nuestro ayer, nos cuesta tanto ceder, y eso nos duele aprender… y eso nos duele aprender…¿A dónde vamos a parar? …

P.D. Hay que evitar el combate en lugar de vencer en él. Hay triunfos que empobrecen al vencido, pero no enriquecen al vencedor (Juan Zorrilla de San Martin)