64 internos de cada mil fueron víctimas de corrupción en Querétaro: Inegi

El reporte forma parte de las estadísticas que dio a conocer este lunes el Instituto Nacional de Estadística y Geografía, a través de la Encuesta Nacional de Población Privada de la Libertad (ENPOL) 2016, que se realizó con la visita a 338 Centros Penitenciarios de los ámbitos federal, estatal y municipal en los 32 estados.

0
170

Ciento veintiséis personas privadas de la libertad de 18 años y más fueron víctima de algún acto de corrupción en Centros Penitenciarios del estado de Querétaro; dicha cifra equivale a una tasa de 64 por cada mil personas privadas de la libertad que fueron víctimas de actos de corrupción durante su estancia en cárceles queretanas.

Lo anterior forma parte de las estadísticas que dio a conocer este lunes el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), a través de la Encuesta Nacional de Población Privada de la Libertad (ENPOL) 2016, que se realizó con la visita a 338 Centros Penitenciarios de los ámbitos federal, estatal y municipal en los 32 estados, con lo que se cubrió la totalidad de los centros habitados en el país entre octubre y diciembre de 2016.

De acuerdo con la información publicada, en la mayoría de los casos a las víctimas se les pidió algún beneficio, tales como dinero, regalos, bienes o favores, ya que así lo reportó el 80.3 por ciento de los internos, que equivale, en números absolutos a 101 personas. Asimismo, al 53.8 por ciento le insinuaron o le generaron las condiciones para que proporcionara algún beneficio; en tanto que al 39.5 por ciento un tercero le pidió algún beneficio.

Según las estadísticas, en la entidad fueron los custodios y médicos de los Centros Penitenciarios a quienes más se les pagó para recibir algún beneficio; toda vez que la ENPOL refiere que 69 personas recluidas les pagaron a los custodios para tener beneficios; en tanto que 25 le pagaron a un médico para el mismo propósito.

Sobre este mismo tema, el Inegi revela que el 76 por ciento de las 126 personas que fueron víctimas de corrupción en penales queretanos no presentaron una denuncia. Aunque no incluye cifras por estado, el instituto puntualizó que las principales causas por las cuales no se denunciaron estos actos fue por miedo a represalias (31.4 por ciento), seguida de que la corrupción es una práctica común, sería inútil, obtuvo un beneficio del pago o que es una pérdida de tiempo.

La ENPOL contiene información sobre la población privada de la libertad de 18 años y más que ha sido víctima de algún acto de corrupción desde su arresto hasta 2016. En este sentido, el estado de Querétaro 614 personas reportaron esta situación; por lo que la tasa es de 311 personas por cada mil habitantes.

De acuerdo con la encuesta, la mayoría de los casos de corrupción ocurrió en el momento del arresto (71.3 por ciento); le siguen el Ministerio Público (35.5 por ciento); el Centro Penitenciario (20.4 por ciento) y el Juzgado (15.4 por ciento). El estudio subraya que la suma de estos porcentajes no es igual a 100, debido que el informante pudo haber elegido más de una opción de respuesta.

Seguridad en el interior de los penales

La ENPOL, que según señaló el Inegi es la primera vez que se realiza, contiene información sobre las condiciones de seguridad al interior de los Centros Penitenciarios. Los datos para el estado de Querétaro refieren una percepción de seguridad entre la población interna, ya que, de los mil 972 reos, 85 por ciento percibió como segura su celda o dormitorio; en tanto que el 14 por ciento indicó sentirse inseguro.

Por otro lado, en cuanto a la percepción de seguridad en los penales queretanos, 71.2 por ciento de los internos manifestó sentirse seguro; mientras que el 27.5 por ciento percibe un ambiente inseguro en su lugar de internamiento.

Cabe destacar que los niveles de percepción de seguridad se encuentran por encima de la media nacional, que para este caso fue de 67.7 por ciento. Por lo que ve a la sensación de inseguridad en las cárceles, la cifra fue de 31.9 por ciento; así que el estado de Querétaro se encuentra por debajo de ésta poco más de cuatro puntos porcentuales.

Sobre la población privada de la libertad de 18 años y más que tuvo conflictos en Centros Penitenciarios con compañeros de celda o custodios, la encuesta señala que en la entidad 617 personas manifestaron dicha situación; agrega que 402 personas expusieron que los actos fueron ejecutados por custodios y 383 que fueron sus compañeros de celda o dormitorio.

En términos generales la mayoría reportó haber sufrido golpes (355); heridas con armas (135) y daños materiales (153). El instituto acota que la suma de los absolutos excede al total debido a que el informante pudo declarar más de una opción.