SAT, más y más cambios

0
181

¿Alguna vez le hicieron la mala broma de avanzar el coche cuando estaba usted a punto de subirse? ¿Esa broma de avanzar el automóvil cuando estábamos por subirnos y que cuando caminábamos unos pasos el muy desgraciado de nuestro amigo avanzaba otro poco?

Esa sensación de querer mentarle la madre al conductor es la que me genera este tema de la factura electrónica junto con los CFDI de nómina, la contabilidad electrónica, las informativas de todo tipo, etc. El SAT lleva varios años moviéndole y moviéndole a las reglas que los contribuyentes deben observar para operar, resulta confuso, desgastante y costoso.

No se puede negar, todos los cambios han dado importantes frutos en el combate a la evasión, pero vaya que han sido desgastantes, el esfuerzo que los empresarios han puesto en estos temas es considerable y urge que la autoridad le dé a los contribuyentes periodos más largos de estabilidad en su operación.

En los últimos años, el SAT se ha pasado publicando nuevas reglas de control cuando ni siquiera tiene las aplicaciones listas para que los contribuyentes las utilicen. Esto ocasiona que las reglas del SAT se modifiquen (incluso antes de entrar en vigor) para corregir inconsistencias que no habían previsto y que los plazos en que supuestamente debían de entrar en vigor se pospongan, como precisamente es el caso de la nueva versión de la factura electrónica.

Digo, no se trata de acelerar la implementación de una herramienta informática en mi changarro, se trata de implementar procesos obligatorios para todos los contribuyentes del país, ¿no podrían realizarlos con más serenidad?

Además, ¿para qué presionar tan fuerte por iniciar cambios como el de la contabilidad electrónica cuando ni siquiera estaban preparados para explotar la información? La obligación de la contabilidad electrónica comenzó desde 2015 para algunos contribuyentes y desde 2016 para todos y al día de hoy existe poca evidencia de su uso masivo.

Pero bueno, esperemos que con estos últimos cambios a la forma en que las empresas mexicanas están autorizadas para facturar, nuestra ‘Gestapo’ fiscal mexicana quede satisfecha y esté lista para conseguir sus objetivos de fiscalización, yo solo pido que le den a los contribuyentes periodos más amplios de estabilidad y certeza en las reglas de operación.

Hasta la próxima semana. @Pacoceb