Pese a críticas, aprueban reglamento de controles de acceso y casetas de vigilancia de la capital

Fue aprobado en sesión extraordinaria de Cabildo del Ayuntamiento de Querétaro con 13 votos a favor. Con este reglamento no se deberán vulnerar los derechos humanos y no se permitirá que afecten el libre tránsito, ni se deberá obstaculizar el trabajo de las fuerzas de seguridad ni poner en riesgo a la ciudadanía.

0
204

Aun cuando hay voces de especialistas en urbanismo y movilidad que se oponen a la instalación de controles de acceso y casetas de vigilancia en los fraccionamientos, este lunes en sesión extraordinaria de Cabildo del Ayuntamiento de Querétaro fue aprobado con 13 votos a favor -es decir, por unanimidad de los regidores presentes- el Reglamento para este propósito en la capital.

El presidente municipal de Querétaro, Marcos Aguilar Vega, mencionó que ante los retos actuales es fundamental combatir a la delincuencia desde todos los frentes, con todos los medios y en conjunto con la ciudadanía; por lo que, de esta forma, agregó, surgió la iniciativa de regular los controles de acceso y casetas de vigilancia en los fraccionamientos de la ciudad.

“No es una iniciativa impuesta por el municipio; no es una idea que se surge de la improvisación; esta iniciativa surge desde la ciudadanía. (…) De esta forma, una práctica irregular, pero que representaba una necesidad real de los habitantes de Querétaro adquiere fuerza de Ley y se convierte en una herramienta ciudadana para combatir con mayor contundencia a los delincuentes”, señaló.

Agregó que estos dispositivos no deberán vulnerar los derechos humanos y no se permitirá que afecten el libre tránsito, obstaculicen el trabajo de las fuerzas de seguridad o que pongan en riesgo a la ciudadanía, pues insistió que “es una herramienta de seguridad y no un pretexto para la impunidad”.

Los regidores por los Partidos Revolucionario Institucional (PRI) y Acción Nacional (PAN), Francisco Xavier Alcocer Sánchez y Felipe Fernando Macías Olvera, respectivamente, respaldaron la aprobación del Reglamento en cuestión; sin embargo, éste último resaltó que más de 100 asociaciones de colonos solicitaron los controles de acceso.

La socia fundadora del Observatorio Ciudadano de Movilidad Querétaro, María Bárbara Jacob González, consideró que el Reglamento es “un retroceso y un contrasentido” de la Nueva Agenda Urbana, la Ley General de Asentamientos Humanos, Ordenamiento Territorial y Desarrollo Urbano, así como de los Objetivos de Desarrollo Sostenible; debido a que, entre otras cosas, afecta a la economía de la población por el costo de la seguridad que debe proveer el propio municipio.

“Tú le estás diciendo a los ciudadanos, señores, les cedo la seguridad, mi responsabilidad a ustedes porque nosotros no podemos y eso es muy grave, decir eso es muy grave; por otro lado, pues el estar haciendo vivienda como si fuera un nuevo sistema carcelario y dándole la espalda a la ciudad, no es bueno para nadie”, expuso.

El abogado en materia urbana, Gabriel Ballesteros Martínez, mencionó que el tema “es algo delicado”, porque formaliza la apropiación de la vía pública y viola dos preceptos constitucionales: el artículo 11, que establece que nadie podrá poner salvoconductos ni requisitos para transitar dentro de la República; y al artículo 115, donde se expone que uno de los servicios que debe prestar el municipio es la seguridad.

“Estaría dándole al ciudadano la obligación de defenderse de una manera lateral. (…) En realidad lo que está sucediendo es una traslación de la certidumbre de la seguridad al ciudadano”, resaltó.

El ayuntamiento también aprobó el Reglamento de Protección Civil del Municipio de Querétaro, que incluye un capítulo donde se prevén los requisitos para la instalación de controles de acceso y casetas de vigilancia en fraccionamientos. El ordenamiento tuvo una reserva en el segundo artículo transitorio por parte del regidor priista Enrique González González, que propuso un período de tiempo determinado por el propio Cabildo para socializar las nuevas disposiciones.

“(El capítulo) tiene que ver con que las calles tengan un determinado ancho, que puedan entrar camiones de bomberos, que puedan entrar ambulancias, porque hoy en día hay fraccionamientos que están cerrados de manera ilegal”, abundó, por su parte, el secretario de Ayuntamiento, Rafael Fernández de Cevallos y Castañeda.