Facultad de Química presenta informe anual de actividades

0
20

Durante la Sesión de Consejo Académico Extraordinario de la Facultad de Química (FQ) de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ), el director de esta Facultad, Mtro. Sergio Pacheco Hernández, llevó a cabo el Informe Anual de Actividades 2016-17 donde estuvieron presentes representantes de otras unidades académicas y de la propia Universidad, encabezadas por el rector, Dr. Gilberto Herrera Ruiz.

En lo que tiene que ver con la matrícula estudiantil, el Mtro. Pacheco Hernández afirmó que en 2017, la FQ recibió 647 solicitudes de ingreso a los diferentes planes de estudio que maneja –seis licenciaturas, tres especialidades, cinco maestrías y tres doctorados- de los cuales únicamente se aceptó a 184 alumnos. Con esto, ya se tienen 821 alumnos de licenciatura, 15 de especialidad, 100 de maestría y 50 de doctorado.

En lo que corresponde a competitividad académica, añadió que la mayoría de los planes de estudio se encuentran acreditados por el Consejo para la Acreditación de la Educación Superior (COPAES), así como especialidades y maestrías evaluadas por el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACYT).

Además, se informó que de los 54 Profesores de Tiempo Completo (PTC) con los que cuenta esta unidad académica, 53 tienen posgrado; 52 cuentan con posgrado en su área disciplinar; 42 tienen doctorado en su área disciplinar y 42 cuentan con un perfil del Programa para el Desarrollo Profesional Docente (PRODEP).

De la plantilla docente de PTC, 35 están incorporados al Sistema Nacional de Investigadores (SNI); hay 22 Nivel I, ocho Nivel II y dos Nivel III. Por otra parte, destacó que el número de docentes que están por jubilarse es importante, por lo que cubrir esas áreas y continuar con la contratación de profesores de primer nivel es una tarea fundamental para esta Facultad.

La competencia académica también ha sido un reto importante, por ello, se mantuvieron en el 8vo. sitio del Ranking 2017 de las Mejores Universidades que publica el periódico El Universal. Sin embargo, se trabaja académicamente para mejorar esos índices. En este aspecto, en el último año, se han generado 10 proyectos de investigación -siete financiados y tres no financiados- así como 36 artículos publicados.

Al respecto, agradeció la participación que han tenido los universitarios en las Cátedras de Química en sus diversas modalidades, mismas que tienen el objetivo de acercar a los universitarios la experiencia de reconocidos ponentes.

En este sentido, el Mtro. Pacheco Hernández hizo un reconocimiento a los alumnos destacados en competencias nacionales e internacionales que ponen en alto el nombre de la Máxima Casa de Estudios de Querétaro y de la entidad. Además, se recordó la labor de cada uno de los exdirectores a través de los 65 años de existencia de la Facultad y cómo han crecido desde entonces.

También, señaló la trascendencia de los servicios de la Clínica de Atención Integral a la Salud, la Unidad de Servicios Clínicos y la próxima apertura de la Farmacia Universitaria en el Campus Cerro de las Campanas. Asimismo, agradeció el apoyo recibido para el equipamiento del Parque Biotecnológico, donde se adquirieron equipos de alta tecnología para la investigación universitaria.

Además de los resultados académicos, la FQ contribuye a la creación de una variedad de productos para la comunidad estudiantil y público en general, como la leche MUAQ, la pintura PintaUAQ y la producción de AGUAQ -de la cual se producen 20 mil garrafones anuales y 3 mil 400 botellas de 500 ml. a la semana-. Aunado a esto, se ha dado un impulso importante a la producción de biodiésel y bioetanol y otros trabajos en junto con la Facultad de Ingeniería.

En lo correspondiente al gasto corriente de la Facultad, se le asignó un total de un millón 839 mil pesos y de ingresos propios se obtuvieron tres millones 769 mil pesos, mientras que del Programa Integral de Fortalecimiento Institucional (PIFI) los ingresos para este año son de dos millones 141 mil pesos.

Finalmente, las áreas que se atendieron con los recursos recibidos fueron: las mejoras a mantenimiento y seguridad de la Facultad, mobiliario y equipo de investigación; adquisición de software especializado; construcción y diseño de infraestructura como el Polifórum; y apoyo de material deportivo para los estudiantes, entre otros.