Acusan a seis personas por muerte del expresidente Eduardo Frei

0
42

El juez chileno Alejandro Madrid dictó hoy una acusación formal contra las seis personas que están procesadas por el crimen del expresidente Eduardo Frei Montalva (1964-1970), quien murió el 22 de enero de 1982.

El magistrado especial para esta causa judicial, que lleva 15 años abierta, acusó del delito de homicidio al médico Patricio Silva; al chofer de la familia Frei, Luis Becerra, y al exagente de seguridad de la dictadura (1973-1990), Raúl Lillo.

En calidad de cómplice del crimen, cometido al interior de la Clínica Santa María de esta capital, fue sometido a juicio el médico Pedro Valdivia, mientras que como encubridores serán sometidos a juicio los patólogos Helmar Rosenberg y Sergio González.

El doctor Silva era médico del Hospital Militar, al igual que el resto de los facultativos que participaron en una operación al exjefe de Estado, mientras que Becerra, además de su chofer, era agente de la represiva Central Nacional de Informaciones (CNI) de la dictadura.

El ex presidente Eduardo Frei Ruiz-Tagle (1994-2000), hijo del asesinado mandatario, aseveró este viernes a periodistas tras conocer la resolución judicial que “la verdad llega y la justicia también debe llegar”.

“Éste es un paso importante, es un paso trascendental para construir la justicia y verdad en nuestro país y para hacer justicia al presidente Frei, por eso digo que la verdad tiene su hora y la hora de la verdad de Frei ha llegado”, señaló el exmandatario.

Recalcó que “después de 15 años el ministro Madrid ha dicho asesinato, lo asesinaron, a Frei lo asesinaron”.

Carmen Frei, hija de Frei Montalva, señaló por su parte que “hoy el juez ha confirmado lo que siempre pensamos, que al principio eran dudas muy razonables, pero hoy día es la certeza de que mi padre fue asesinado”.

“Uno siempre tiene la esperanza de pensar que mí papá murió tranquilo, en paz, pero no fue así. Y duele mucho saber todo lo que sufrió y todos los vejámenes que sufrió su cuerpo, que ni siquiera eso lo respetaron”, añadió.

Frei Montalva murió el 22 de enero de 1982 en la clínica Santa María, en el sector oriente de la capital, tras ser sometido a una segunda cirugía luego de una intervención vinculada a una hernia al hiato que no tenía mayor complicación.

El exgobernante falleció a los 71 años de edad tras un rápido empeoramiento de su condición de salud, lo que siempre llamó la atención de su familia, parte de la cual siempre sospechó que había sido asesinado.

Un cable de la Embajada de Estados Unidos en Santiago, filtrado por WikiLeaks, dio cuenta de la complicidad de médicos del Departamento de Anatomía Patológica de la Pontificia Universidad Católica de Chile en la muerte de Frei Montalva.

“Menos de una hora después de su muerto, los médicos efectuaron la autopsia de Frei sin autorización de la familia. La inusual autopsia fue supuestamente efectuada en la habitación del hospital donde Frei murió”, detalló el cable secreto.

Añadió que “usando una escalera para colgar el cuerpo cabeza abajo para drenar sus fluidos en una bañera. Algunos órganos, y en particular aquellos cuya composición química podría indicar envenenamiento, fueron extraídos y destruidos, y el cuerpo fue embalsamado”.