Negociaciones de TLCAN deben incluir protección de derechos humanos

0
40

El respeto a las garantías individuales y el reconocimiento de la dignidad de las personas deben ser ejes que orienten la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), expuso la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH).

Ello, sostuvo, a fin de que los acuerdos comerciales que se alcancen trasciendan el ámbito meramente económico para propiciar mejores niveles de desarrollo y calidad de vida en todos los países.

El organismo destacó la importancia de elevar los estándares de reconocimiento, defensa, promoción y cumplimiento de los derechos humanos en la región, pues el respeto, la protección y promoción de las garantías fundamentales deben afianzarse como principio rector de la política exterior del Estado mexicano.

En este proceso de renegociación, los aspectos vinculados a la actividad comercial entre los países no pueden desvincularse de los derechos inherentes a las personas que la realizan ni dejarse de lado la protección del ambiente porque constituye un patrimonio y responsabilidad compartidos.

La CNDH recordó en un comunicado que México asumió como un compromiso de Estado la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible de la Organización de las Naciones Unidad (ONU), en la cual se reconoce que el desarrollo debe centrarse en elevar la calidad de vida y la equidad social.

Para una negociación exitosa se debe lograr que en los países de América del Norte existan mayores niveles de protección y vigencia respecto de los derechos vinculados al trabajo, seguridad social, salud, alimentación, agua, vivienda, medio ambiente y cultura, enfatizó el organismo nacional.

La defensa de los intereses comerciales y económicos del país es compatible con la protección y vigencia de los derechos humanos, por lo que el desarrollo de ambos debe verse fortalecido con las negociaciones, puntualizó.