¿Y lo que se pagó para liberar el derecho de vía del fallido TAV, Apá?

La ASF revisó 884 cheques, emitidos de octubre a noviembre del 201, a favor de las personas que cedieron sus predios para los derechos de vía por un valor de 579 millones 861 mil 300 pesos (el 63.6% del total de los recursos reportados como erogados para el Tren de Alta Velocidad)

0
135

A poco más de dos años y medio del anuncio de la suspensión del Proyecto del Tren de Alta Velocidad México-Querétaro, cabe preguntarse en medio de los cuestionamientos y la exigencia de renuncia que hoy se hacen al secretario de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza, por las irregularidades en el Paso Exprés ¿y los recursos públicos que se invirtieron para cubrir el derecho de vía del fallido proyecto? ¿Y los contratos firmados con ejidatarios que consignaban -de acuerdo con declaraciones de ellos mismos- que, si en 5 años no se ejecutaba específicamente el Tren de Alta Velocidad, las tierras les pertenecerían nuevamente?

La Auditoría Superior de la Federación, en su Informe del Resultado de la Fiscalización Superior de la Cuenta Pública 2014, dio a conocer que “Con el objeto de verificar que los recursos por 911,620.7 miles de pesos fueron erogados y utilizados para el objetivo para el cual se autorizaron, se solicitó a la SCT la documentación comprobatoria y el soporte de los pagos a los beneficiarios de la liberación del derecho de vía”.

Con base en esto, la ASF concluyó que estos 911 millones 620 mil 700 pesos reportados como ejercidos en la Cuenta Pública 2014 correspondieron a un avance del 57.9% del pago total de la liberación de los derechos de vía, y determinó que existía un importe pendiente de pago estimado en 663 millones 036 mil pesos, equivalente al 42.1%. El importe total por pagar por este concepto, ascendió a mil 574 millones 656 mil 700 pesos.

La Auditoría constató también que la SCT pagó 5 millones 586 mil 500 pesos a la TESOFE, por el avalúo de algunos terrenos, correspondientes a derechos de vía, realizados por el Instituto de Administración y Avalúos de Bienes Nacionales (INDAABIN).

La SCT reportó que los recursos erogados en los derechos de vía se distribuyeron en los estados de Querétaro (93.1%), Hidalgo (3.9%) y México (3.0%).

Como parte de la fiscalización, fueron revisados 884 (emitidos de octubre a noviembre del 2014) cheques expedidos en favor de las personas que cedieron sus predios para los derechos de vía por un valor de 579 millones 861 mil 300 pesos –cifra que representó el 63.6% del total de los recursos reportados como erogados por 911 millones 620 mil 700 pesos- para el Tren de Alta Velocidad.

Sobre las acciones realizadas en 2015 para la liberación de los derechos de vía, así como de las erogaciones de enero a mayo de 2016, la SCT informó que pidió a la empresa que contrató para liberar los derechos de vía, suspender las negociaciones con los afectados; además, “por conducto de su Unidad de Asuntos Jurídicos, definiría el procedimiento a seguir con los convenios de ocupación previa y contratos de promesa de compraventa ya firmados por los afectados, así como los pagados en 2014”.

A junio de 2015, se explicó, aún no se había logrado contar con el 100% de la liberación de los derechos de vía del proyecto TAVMQ suspendido.

La SCT informó a la ASF que serían en total mil 852 predios sobre los que se iniciaría el proceso de liberación por derecho de vía; en 2014, sólo 471 predios contaban con los títulos de propiedad o posesión de tierras ejidales para iniciar el proceso, de estos, en 439 se pagó el anticipo para la obtención de la “ocupación previa”. En los 32 restantes, en mayo de 2015, estaban en proceso de la designación de notario o dictamen de factibilidad de la autoridad correspondiente.

Ahora bien, los 663 millones 036 mil pesos “pendientes por pagar” -a julio de 2015- correspondieron a 343, millones 600 mil pesos de anticipos para la ocupación previa del predio en pequeña propiedad, y 319 millones 931 mil 400 pesos que, al no haberse efectuado, subrayó la ASF, finalmente fueron reintegrados y enterados a la Tesorería de la Federación el 28 y 30 de julio de 2015, con lo que se regularizó dicha situación. Y es que, aclaró, “dichos recursos no habían sido erogados, toda vez que fue hasta el día 30 de enero de 2015 que se hizo oficial la suspensión del Proyecto del Tren de alta Velocidad México- Querétaro, y en virtud que se trataba de dos procesos diferenciados pero complementarios, proyecto de ejecución de obra y liberación de derecho de vía, fue que se iniciaron más tarde las gestiones de consulta para continuar con el proceso o suspenderlo en forma integral; en ese sentido, la Unidad de Asuntos Jurídicos y el Centro SCT Querétaro decidieron cancelar en el mes de mayo de 2015, las gestiones para la formalización de escrituración de los predios respectivos”.

De pretender llevar a cabo la conclusión del proceso de la liberación de derecho de vía del total del universo de los mil 852 predios determinados, se hubiera requerido disponer –puntualizó-de un monto aproximado de 2 mil millones de pesos del erario público.

Según el reporte de la ASF, la SCT “iniciará las acciones y gestiones correspondientes para que los esfuerzos y valía de los estudios que motivaron el Proyecto del Tren de Alta Velocidad México-Querétaro puedan ser capitalizados en un futuro, buscando mejores alternativas de inversión o reutilización”; y  por lo que respecta a los predios con los que cuentan con “convenios” o “contratos” de promesa de compra venta, “la dependencia se reserva su ocupación hasta, en su caso, la reanudación del proyecto”.

Por cierto, que la Auditoría únicamente hizo una observación durante la fiscalización, la cual –aseguro- fue solventada.

El dictamen, emitido el 23 de septiembre de 2015, al concluir la auditoría de los 970 millones 706 mil pesos, invertidos en etapa previa a la licitación final del proyecto del Tren de Alta Velocidad México-Querétaro, señaló que “no fue posible constatar el valor público generado y la consecución de los fines sociales y económicos proyectados, por la utilización de esos recursos, ni verificar la eficiencia y eficacia en su aplicación, debido a que el Ejecutivo Federal, por conducto de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, declaró la suspensión indefinida del proyecto del Tren de Alta Velocidad México-Querétaro, por lo que, la Auditoría Superior de la Federación se abstiene de emitir una opinión al respecto”.