No podemos acostumbrarnos a la violencia y la inseguridad

0
97

No sé si sea porque Calderón le declaró la guerra al narco…
No sé si sea porque lo bueno casi no se cuenta…
No sé si sea por la falta de aprobación de la Ley de Seguridad Interior…
No sé si sea porque con el nuevo sistema de justicia penal hay más denuncias…
No sé si sea porque ahora los policías traen tablets…
No sé si sea porque la Suprema Corte resolvió que los procesados en el anterior sistema penal pueden solicitar a los jueces penales el beneficio de continuar con su proceso en libertad, con base en el nuevo sistema…
No sé si sea porque la portación de armas ya no es un delito grave y no implica prisión preventiva…
No sé si sea –como ha reportado la Comisión Interamericana de Derechos Humanos- porque cuando los delitos de violencia, tanto aquellos cometidos por particulares como por agentes del Estado, quedan impunes, se perpetúa la violencia; ya que los perpetradores no enfrentan las consecuencias de sus actos y se crea una espiral de impunidad…
No sé si sea -como dijo el escritor Enrique Krauze- porque Cuando el viejo sistema político se derrumbó y empieza esta vida de diferentes partidos y gobernadores, y ya no tenemos solo al presidente, se descompone esa pirámide del poder. ¿Quién llena ese poder? Las fuerzas fácticas…
No sé si sea –como ha explicado el experto en seguridad, prevención y combate al delito, Edgardo Buscaglia- porque Los grupos criminales mexicanos aprovechan la paupérrimagobernabilidad del país para competir, con violencia y corrupción, por la captura política de las entidades federativas para solidificar sus bases de control patrimonial y logístico…
No sé si sea –como escribió Trump en Twitter – porque México fue clasificado como el segundo país más letal del mundo, después de Siria. El tráfico de drogas es en gran parte la causa. ¡Construiremos el muro!…
No sé si sea –como respondió la Secretaría de Relaciones Exteriores en un comunicado- porque El tráfico de drogas es un problema compartido que sólo terminará si se abordan sus causas de raíz: la alta demanda de drogas en Estados Unidos y la oferta desde México…
No sé si sea –como declaró alguna vez el periodista, asesinado en Culiacán, Javier Valdez Cárdenas- porque Nosotros ponemos los muertos. Y los gobiernos de México y EU, las armas…
No sé si sea parte de la guerra sucia ante el inminente proceso electoral…No sé si sean los estados vecinos…
No sé si sean las ardillas…
No sé si sea una simple percepción ciudadana…
No sé si sean las redes sociales…

…Pero lo que sí sé es que no podemos acostumbrarnos a la violencia y la inseguridad.

P.D. Los tiempos de los gobiernos son muy cortos y los de la delincuencia largos y azarosos. Entonces empecemos y ya no perdamos más tiempo. Álvaro Uribe, expresidente de Colombia